sábado, 10 de mayo de 2008

Erotizar el zurdaje

Queridísimos amigos y amigas: Quiero compartir con ustedes un mensaje que he recibido de un colega, no sin antes agradecerles todo lo que me dicen y escriben sobre el blog, y proponerles que lo dejen como forma de COMENTARIOS publicado acá mismo. Al final de cada entrada hay un link que dice COMENTARIOS. Allí pueden hacer clic y dejar un mensaje. Si quieren mandar cosas para publicar pueden hacerlo a la casilla de correo del blog: hacerlosmedios@gmail.com.

Bueno, sin más preámbulos comparto el inquietante aporte del colega:

felicitaciones por el blog...mucho zurdaje, le pondría un par de tetas y culos (zurdos también) pa levantar y llamar a leer...

Como se imaginarán los que ya han leído algo por aquí, no está en mis modestas posibilidades responder a la propuesta tal cual está (creo que si pretendemos que nos eroticemos con tetas y culos no solo es sexista, discriminador y limitativo de la sexualidad a la genitalidad, sino también excluyente de quienes gustamos de los hombres) (y eso que igual lo quiero tanto al colega!). En fin, como pienso que esto tiene algo muy positivo, voy "a por ese aspecto" que le veo a la sugerencia, y dejo en manos de todos ustedes las respuestas que se les ocurran. En principio, así como tenemos el decálogo de El saber impotente (publicado en la columna de la derecha, abajo), también podemos armar el decálogo de la erotización de las prácticas psico-sociales (como la comunicación y la educación) que en vez de ser irónico como el otro sea propositivo, algo así:
1) Cuando inicia un estar-con-Otro trate de construirlo de modo que a usted LE GUSTE estar ahí.
2) Si ese estar-con-Otro requiere una sola dimensión de cada uno de quienes se encuentren, recuerde siempre que igualmente somos multidimensionales.
3) Cuando sea posible, es deseable tocarse, mirarse y sonreirse (entiéndase por tocarse simplemente tocarse, no necesariamente "tocarse").
4) Es muy recomendable saludarse con besos, abrazos y exclamasiones del tipo de: "¡Qué alegría inmensa me da verte!" Siempre y cuando sea sincero, claro.
5) En todo tipo de encuentro es importante generar alimentación (quienes me conocen saben de mi adicción por el café, pero sin dudas el mate en Argentina, Uruguay y otros países, es la bebida colectiva por excelencia) pero lo ideal es que también haya alimentos sólidos.
6) El buen humor siempre aporta a la construcción de un clima placentero, y suele generar los mejores ingredientes en este aspecto quien se ríe de sí mismo.
7) Organizar un bailongo/fiesta/fogón con cualquier excusa también siempre es liberador y regocijante.
8) Conocerse entre los participantes (conocer el pasado y las circunstancias del presente) es acumular un capital vincular para cada colectivo que repercute en todo lo que ese grupo es capaz de producir. Para eso hay que interesarse en la historia/cotidianeidad del Otro y escucharlo. También es necesario "mostrarse". La potencia del humor compartido crece con el conocimiento mutuo.
9) Los zurdos solemos vincularnos con la cabeza, que puede erotizar sin duda, pero necesitamos vincularnos con el cuerpo.
10) Los zurdos somos zurdos porque queremos comprometernos con nuestro dolor y el del mundo, y hacer algo al respecto de la atroz injusticia y por la libertad de los pueblos. Son todas cosas muy serias, que sólo lograremos con alegría: un camino que espera, después del llanto, a ser recorrido para deshacer la muerte.

Bárbaro che... ¿Y las tetas y los culos para cuándo?
A ver si encontramos recursos que nos ayuden a armar una erótica tan necesaria.
Programa de radio producido para un taller con Eduardo Aliverti como profesor.

Tema: Sexualidad
Intro:

Podría empezar diciéndote que hoy vamos a hablar de sexo.
Y quizá sería casi como no decirte nada.
Tanta disputa hay por el sentido,
tanta historia argentina de supresión de cuerpos a manos de asesinos,
cuerpos que estaban deseosos de fabricar la libertad, de a pedacitos.
Hoy fortalecen el viento que renueva cada causa justa.
Pero la dictadura no fue solo cuestión de militares y de planes económicos de muerte.
La iglesia también se regocijó en la supresión de cuerpos.
No contenta con la desaparición de personas,
la vieja doctrina se expandió en escuelas y altares de proclamas:
Suprimir el cuerpo pecaminoso, y quedarnos sólo con el alma
¿Que habitaría dónde?

Yo te digo, vos decime...

El alma es el orgasmo feroz e ilimitado, es el sexo furioso que encandila.
El alma es todas las formas de hacer el placer y de hacer el amor que sean posibles, es la serenidad del encuentro en el abrazo y la mirada.

Te invitamos hoy a pensar de nuevo, juntos, dónde hacer lugar al goce,
de qué maneras luchar por la emoción profunda de sentir que estamos vivos.
María Fernanda

POEMA 12
Se miran, se presienten, se desean,
se acarician, se besan, se desnudan,
se respiran, se acuestan, se olfatean,
se penetran, se chupan, se demudan,
se adormecen, se despiertan, se iluminan,
se codician, se palpan, se fascinan,
se mastican, se gustan, se babean,
se confunden, se acoplan, se disgregan,
se aletargan, fallecen, se reintegran,
se distienden, se enarcan, se menean,
se retuercen, se estiran, se caldean,
se estrangulan, se aprietan, se estremecen,
se tantean, se juntan, desfallecen,
se repelen, se enervan, se apetecen,
se acometen, se enlazan, se entrechocan,
se agazapan, se apresan, se dislocan,
se perforan, se incrustan, se acribillan,
se remachan, se injertan, se atornillan,
se desmayan, reviven, resplandecen,
se contemplan, se inflaman, se enloquecen,
se derriten, se sueldan, se calcinan,
se desgarran, se muerden, se asesinan,
resucitan, se buscan, se refriegan,
se rehuyen, se evaden, y se entregan.
Oliverio Girondo

AGUA SEXUAL
Rodando a goterones solos,
a gotas como dientes,
a espesos goterones
de mermelada y sangre,
rodando a goterones
cae el agua,
como una espada en gotas,
como un desgarrador río de vidrio,
cae mordiendo,
golpeando el eje de la simetría,
pegando en las costuras del alma,
rompiendo cosas abandonadas,
empapando lo oscuro.

Solamente es un soplo,
más húmedo que el llanto,
un líquido, un sudor,
un aceite sin nombre,
un movimiento agudo,
haciéndose, espesándose, cae el agua,
a goterones lentos,
hacia su mar,
hacia su seco océano,
hacia su ola sin agua.

Veo el verano extenso,
y un estertor saliendo de un granero,
bodegas, cigarras, poblaciones,
estímulos, habitaciones,
niñas durmiendo
con las manos en el corazón,
soñando con bandidos,
con incendios,
veo barcos,
veo árboles de médula
erizados como gatos rabiosos,
veo sangre, puñales
y medias de mujer,
y pelos de hombre,
veo camas,
veo corredores
donde grita una virgen,
veo frazadas y órganos y hoteles.

Veo los sueños sigilosos,
admito los postreros días,
y también los orígenes,
y también los recuerdos,
como un párpado
atrozmente levantado
a la fuerza
estoy mirando.

Y entonces hay este sonido:
un ruido rojo de huesos,
un pegarse de carne,
y piernas amarillas
como espigas juntándose.

Yo escucho
entre el disparo de los besos,
escucho, sacudido
entre respiraciones y sollozos.
Estoy mirando, oyendo,
con la mitad del alma en el mar
y la mitad del alma en la tierra,
y con las dos mitades del alma
miro el mundo.

Y aunque cierre los ojos
y me cubra el corazón enteramente,
veo caer agua sorda,
a goterones sordos.
Es como un huracán de gelatina,
como una catarata
de espermas y medusas.
Veo correr un arco iris turbio.
Veo pasar sus aguas
a través de los huesos.
Pablo Neruda


Ventana sobre el cuerpo
La iglesia dice: El cuerpo es una culpa.
La ciencia dice: El cuerpo es una máquina.
La publicidad dice: El cuerpo es un negocio.
El cuerpo dice: Yo soy una fiesta.
Eduardo Galeano

La enfermedad
En alguna parada, un enjambre de chiquilines invadió el ómnibus. Venían de la escuela, y no paraban de hablar y de reír. Hablaban todos a la vez, a los gritos, empujándose, zarandeándose, y se reían de nada y de todo. Un señor increpó a Andrés Bralich, que era uno de los más estrepitosos:
--¿Qué tenés, vos? ¿La enfermedad de la risa?
A simple vista se podía comprobar que todos los demás pasajeros habían sido, ya, sometidos a tratamiento médico, y estaban completamente curados.
Sombríos, graves, esos rostros del Museo de Cera atravesaban la ciudad de Montevideo, de casa al trabajo, del trabajo a casa, a salvo de cualquiera de las locuras que en el mundo acechan.
Eduardo Galeano – Contravoces

Sobre la Sexualidad
"Ayer yo dije aquí que la sexualidad no se enseña. Y parece que hubo legítimamente algunas dudas a propósito de esto. Yo quería decirles a ustedes que cuando yo hablo de que la sexualidad no se enseña, es la misma cosa que cuando digo 'nadie enseña lenguaje a nadie'. El lenguaje es una invención humana que se hace socialmente; nadie enseña, todos adquieren el lenguaje, crean el lenguaje, lo que uno enseña al otro es la gramática; hasta la sintaxis en ciertas dimensiones tampoco se enseña, porque la sintaxis de tu análisis es la forma cómo el pensar se estructura en el discurso. Ahora lo que sí tú puedes hacer es desinhibir a las personas para que existan en su sexualidad que nadie les enseñó. Lo que es viable, lo que es legítimo, lo que es posible es discutir incluso los límites, la ética de la sexualidad, debatir críticamente".
"Hay que vivir la sexualidad que no se reduce apenas al sexo. La sexualidad tiene que ver con mi voz, tiene que ver con mis gestos, tiene que ver con mis sueños, tiene que ver con mi fantasía, con mi deseo, y todo esto tiene que ver con el sexo, pero es más que el sexo. Uno puede tener una sexualidad fantásticamente rica en la medida misma en que vuela más alto que el sexo mismo. A veces el sexo que es una cosa fundamental termina por castrar la sexualidad, porque la reduce de tal modo al sexo que la sexualidad disminuye, pierde un cierto horizonte de libertad, que envuelve el cuerpo todo, no solamente una parte del cuerpo. En el sentido que yo dije uno no enseña sexualidad, pero uno debate, uno discute, uno atesora, yo creo, y ayuda a atesorar el uso de la sexualidad. Uno puede extender la sexualidad hasta un horizonte ahora impensable".
PAULO FREIRE

Todavía
Mario Benedetti

No lo creo todavía,
estás llegando a mi lado
y la noche es un puñado
de estrellas y de alegría

Palpo, gusto, escucho y veo
tu rostro, tu paso largo
tus manos y sin embargo
todavía no lo creo.

Tu regreso tiene tanto
que ver contigo y conmigo
que por cábala lo digo
y por las dudas lo canto.

Nadie nunca te reemplaza
y las cosas más triviales
se vuelven fundamentales
porque estás llegando a casa.

Sin embargo todavía
dudo de esta buena suerte
porque el cielo de tenerte
me parece fantasía.

Pero venís y es seguro
y venís con tu mirada
y por eso tu llegada
hace mágico el futuro

Y aunque no siempre he entendido
mis culpas y mis fracasos
en cambio sé que en tus brazos
el mundo tiene sentido

Y si beso la osadía
y el misterio de tus labios
no habrá dudas ni resabios
te querré más todavía.


EL BREVE AMOR

Con qué tersa dulzura
me levanta del lecho en que soñaba
profundas plantaciones perfumadas,

me pasea los dedos por la piel y me dibuja
en el espacio, en vilo, hasta que el beso
se posa curvo y recurrente,

para que a fuego lento empiece
la danza cadenciosa de la hoguera
tejiéndose en ráfagas, en hélices,
ir y venir de un huracán de humo...

¿Por qué, después,
lo que queda de mí
es sólo un anegarse entre las cenizas
sin un adiós, sin nada más que el gesto
de liberar las manos?

Julio Cortázar


Se aceptan aportes. Estamos armando un programa de sexualidad para el Canal Encuentro que pronto dejará de ser "de cable" para pasar a ser "de aire", como debe ser. En la Argentina estamos en el momento justo para dar la lucha más fuerte en pos de una Ley de Radiodifusión que reemplace a la de la dictadura, que nos rige desde los años setenta.
Como ven, el "super yo" de izquierdas no me deja hablar de erotización de nada sin hablar de la dimensión político ideológica de la realidad. ¿Será que eso mismo es lo que hay que erotizar?
Un gran abrazo para todos.

4 comentarios:

Ianina Lois dijo...

No dejás de sorprenderme.

Besos (en la mejilla izquierda por supus)

Iani

Vale dijo...

maravilloso título, estimulante post y éroticas letras las que nos dejaste ahí....
buenísimo!

Viviana Celso dijo...

Comparto esta poesía es una de mis preferidas:

Pero los siglos y la vida
que siempre se renueva
engendraron también una generación
de amadores y soñadores,
hombres y mujeres que no soñaron
con la destrucción del mundo,
sino con la construcción del mundo
de las mariposas y los ruiseñores.
Desde pequeños venían marcados por el amor.
Detrás de su apariencia cotidiana
guardaban la ternura y el sol de medianoche.
Los llamaron ilusos, románticos, pensadores de utopías,
dijeron que sus palabras eran viejas
y, en efecto, lo eran porque la memoria del paraíso
es antigua en el corazón del hombre.
Por eso cultivaban jardines de sueños
y los exportaban con grandes lazos de colores.
Dicen que la tierra después de parirlos
desencadenó un cielo de arcoiris
y sopló de fecundidad las raíces de los árboles.
Nosotros sólo sabemos que los hemos visto,
sabemos que la vida los engendró
para protegerse de la muerte
que anuncian las profecías.

GIOCONDA BELLI

http://www.geocities.com/jupagg/poegioconda2.html

Mariana dijo...

Te felicito por el blog y te paso una poesía apropósito del cuerpo, de los cuerpos y del erotismo.

DOS CUERPOS

Dos cuerpos frente a frente
son a veces dos olas
y la noche es océano.

Dos cuerpos frente a frente
son a veces dos piedras
y la noche es desierto.

Dos cuerpos frente a frente
son a veces raíces
en la noche enlazadas.

Dos cuerpos frente a frente
son a veces navajas
y la noche relámpago.

Dos cuerpos frente a frente
son dos astros que caen
en un cielo vacío.

Octavio Paz