miércoles, 25 de junio de 2008

Educación sexual integral

Hay ocasiones en las que se logran cosas que nos hacen sentir (a algunos muchos) que la Argentina podrá ser algún día verdaderamente "un país en serio", y ojalá que eso ocurra en medio de carcajadas de nuestros jóvenes celebrando la vida.

Por fin se han aprobado, doblegando una inconmensurable oposición político ideológica de los sectores más conservadores de nuestra golpeada sociedad (que últimamente están de lo más activos...) los lineamientos curriculares para la Educación Sexual Integral en todos los niveles del sistema educativo argentino.

Resulta al menos dificil de aceptar que ante las contundentes evidencias de las consecuencias -lisa y llanamente en términos de muertes - que los jóvenes de los sectores más vulnerables de nuestro pueblo sufren debido a la carencia de políticas públicas que los ayuden a valorar, preservar y desear la propia vida, haya tantas voces que todavía se alzan en contra de una educación como la que los imperativos éticos más básicos nos mueven a forjar.
Pero en fin, hay algo para celebrar, la ley ha tomado cuerpo y tiene sus propósitos:


  • Ofrecer oportunidades de ampliar el horizonte cultural desde el cual cada niño, niña o adolescente desarrolla plenamente su subjetividad reconociendo sus derechos y responsabilidades y respetando y reconociendo los derechos y responsabilidades de las otras personas
  • Expresar, reflexionar y valorar las emociones y los sentimientos presentes en las relaciones humanas en relación con la sexualidad, reconociendo, respetando y haciendo respetar los derechos humanos.
  • Estimular la apropiación del enfoque de los derechos humanos como orientación para la convivencia social y la integración a la vida institucional y comunitaria, respetando, a la vez, la libertad de enseñanza, en el marco del cumplimiento de los preceptos constitucionales.
  • Propiciar el conocimiento del cuerpo humano, brindando información básica sobre la dimensión anatómica y fisiológica de la sexualidad pertinente para cada edad y grupo escolar.
  • Promover hábitos de cuidado del cuerpo y promoción de la salud en general y la salud sexual y reproductiva en particular, de acuerdo a la franja etaria de los educandos.
  • Promover una educación en valores y actitudes relacionados con la solidaridad, el amor, el respeto a la intimidad propia y ajena, el respeto por la vida y la integridad de las personas y con el desarrollo de actitudes responsables ante la sexualidad.
  • Presentar oportunidades para el conocimiento y el respeto de sí mismo-a y de su propio cuerpo, con sus cambios y continuidades tanto en su aspecto físico como en sus necesidades, sus emociones y sentimientos y sus modos de expresión.
  • Promover aprendizajes de competencias relacionadas con la prevención de las diversas formas de vulneración de derechos: maltrato infantil, abuso sexual, trata de niños
  • Propiciar aprendizajes basados en el respeto por la diversidad y el rechazo por todas las formas de discriminación
  • Desarrollar competencias para la verbalización de sentimientos, necesidades, emociones, problemas y la resolución de conflictos a través del diálogo

"A través del diálogo"... ahí estaremos para HACER LOS MEDIOS.


Texto completo de los lineamientos curriculares en http://www.sadop.net/notas/1390-4840476c994f6.pdf